Afiche_Vertical_20161125y26_La_Plata

MUM – Mujer-Universo-Mujer se presentará en Noviembre el sábado 25 a las  21:30 hs y el domingo 26 a las 21 hs- en Saverio Teatro de la ciudad de La Plata en el marco del “Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer “.


Sinopsis Argumental

Una mujer… dos… todas.

Una rotisería-pueblo-mundo.

Una picadora de carne… de mujer… Nosotras-nosotros?

Las formas de la violencia. La impunidad del silencio. La apatía de la muerte sin sentido. El precio del no te metas. El olor de la conciencia-inerte de la post-ausencia.

Ahora? Nosotras-nosotros sin ellas.

Una mujer-dos-todas.

Resumen de la obra

“Mujer Universo Mujer” es una obra de teatro que evidencia un abanico infinito de violencias ejercidas sistemáticamente contra el género femenino y en este contexto el femicidio cobra especial relevancia. “Mujer Universo Mujer” relata la historia de dos mujeres que ignoran haber muerto. A medida que transcurren las escenas ellas van tomando conciencia del sufrimiento vivido en manos de sus victimarios y del fatídico final. Se evidencia la soledad en la que se desencadenaron sus trágicas vidas y se visibiliza la inacción social para con las protagonistas de la historia. Una mujer prostituída y una mujer transgénero intelectual en la cocina de la rotisería de un pequeño pueblo; un espacio ficcional que permite evidenciar la complicidad social que a modo de “picadora de carne” muele, silencia, invisibiliza aquello que cuestionaría el status quo. En esta pieza teatral se organiza de modo no convencional el espacio escénico; los espectadores se ubican en una disposición circular de las sillas, en el centro y detrás de la línea se desarrollan las escenas. La cercanía y el eventual contacto entre quienes actúan y quienes observan propician un clima intimista. Al finalizarla puesta en escena se propone un debate con el elenco, motivado por la certeza que la construcción colectiva de sentidos es el mejor modo de culminar la función.

Reseña de Fernando Baretto, escritor y director

Introducción

En el marco de la obra de teatro “Mujer Universo Mujer”, paradójicamente, el autor y el director coinciden en la misma persona y en un ejercicio intelectual me propongo desglosar estos dos oficios, diferenciados pero imbricados, que completan mi tarea diaria como dramaturgo. En la primer reseña, la de autor, podrán encontrar cuestiones inherentes al ámbito literario, a nivel del relato y a nivel de la historia, cómo se pensaron los personajes, cómo se diagramó la secuencia de acciones, los escenarios, entre otros. En la segunda, la reseña de director, qué aspectos se tomaron del texto, cuáles se redefinieron y además cómo se resolvieron cuestiones dramatúrgicas, técnicas como vestuario, maquillaje, iluminación, utilería, entre otros.

Los invito a leer ambas reseñas que mostraran matices diferentes de la misma obra.

 

Reseña del Autor
Se trata de una obra de teatro que pone de manifiesto la problemática de la mujer, específicamente la violencia de género.

La obra relata la historia de dos mujeres muertas en estado de “transición” entre la vida y la muerte, que a medida que transcurre van tomando conciencia del calvario vivido producto de haber sido víctimas de violencia de género, la falta de solidaridad y compromiso de la sociedad para con la temática que genera mayor violencia en su invisibilización.

 

Este simbólico estado de “transición” también podría leerse como un estado colectivo-social de falta de conciencia, naturalización del flagelo y la construcción de una falsa normalidad a pesar de un renovado discurso social que repudia enfáticamente esta práctica.

 

Desde la construcción de los personajes tipificadas a grandes rasgos como la prostituta, la intelectual de corte conservador, se pueden abrir distintas perspectivas desde donde analizar la problemática. Por un lado concebirla como transversal a las distintas clases socio-económico-culturales (si existiera una división clara ahondando en dichos parámetros) donde esta dolencia afecta, en términos de que ninguna mujer está inmune a la violencia de género.

 

Por otro, lado hay una mirada ideológica en la que se muestra una posición de izquierda representada por la prostituta que aporta una mirada más receptiva sobre una  visión de la mujer autónoma en lo que refiere a sexualidad, pareja y familia, aun siendo la más afectada por la objetificación y jerarquización patriarcal, sea tal vez por la misma circunstancia más dispuesta a accionar sobre lo que la oprime; la intelectual representa el centro asumiendo una posición de conocimiento de sus derechos y discursivamente empoderada pero sin poder aún reaccionar ante el hecho propio; y la derecha conservadora, reprimida y religiosa que no puede concebir ni concebirse desde otra perspectiva que la delimitada por la concepción hombre/mujer simbólica de la religión.

 

Este último personaje es representado por un actor y pone de manifiesto la femeneidad en el hombre o las características típicamente asociadas a lo femenino, al mismo tiempo que visibiliza la violencia recibida por estas características y por su condición o elección homosexual, generando una gran contradicción interna.

 

Del trabajo dramatúrgico se puede decir que está construido en tres capas que conviven en simultáneo (zona poética, una costumbrista y un espacio absurdo-cíclico).

 

De las tres instancias mencionadas, la zona costumbrista donde abundan los relatos banalizados que señalan a distintas mujeres de un pueblo presuntas víctimas de violencia de género, “todos lo sabemos pero de eso no se habla”.

 

De la zona de textos “circulares” en la que en forma de pregunta-respuesta se asumen alternativamente posturas contrapuestas víctima/victimario, reflexión/necedad, agresión/ternura, provocación/sumisión.

 

Por último, la zona poética que representa la toma de conciencia y reflexión sobre la problemática, sobre qué tan afectada se encuentra cada personaje, como así también si está dispuesta a modificar esta desigual forma de relacionarse y cómo.

 

Es importante mencionar que la propuesta no plantea una mirada única o total sino que es una construcción de múltiples partes que definitivamente están vinculadas pero donde no hay un resultado de totalidad sino que refuerza la importancia de la parte… el dramaturgo la plantea como una sinécdoque-teatral donde la totalidad está absorbida por la parte y ésta, como búnker del recuerdo, nos alberga, nos sacude…

Esto hace al relato un tanto más irregular ya que no responde una historia contada de manera lineal pero sí permite a los espectadores, devenidos en nuevos agonista, a la completitud con su mundo, con su recuerdo, con su propia vida.

Ya no es importante la totalidad sino la parte, donde el observador-activo queda atravesado en el silencio de la soledad, de ese ser vulnerable y afectado.

El espectáculo nos propone un salto al vacío, con un importante vértigo con sus imágenes, sensaciones y su particular poética donde ese caos meticulosamente organizado nos desafía, a caminar al vacío sobre el alambre de la temática, de la acción o nuestra opinión, en este aquí y ahora.

MUM – Mujer-universo-Mujer nos roza, implica, interpela y nos suelta justo antes de donde nos permitimos ir.-

El final propone una mirada esperanzadora, una oportunidad de cambio en la participación/intervención de la sociedad en su conjunto.

 

El autor plantea: “Quizás el inicio sea el fin o el fin sea el inicio.”

 

Reseña del director

En la dirección de cada una de las obras que he concretado, renuevo mi adhesión al planteo de horizontalidad entre el actor y espectador. Esto motoriza la decisión de organizar una disposición circular del espacio escénico dado que permite al observador involucrarse,  elegir su propio recorte sobre las escenas simultáneas, y  dejar de ser un espectador pasivo para transitar instancias de participación en la obra. Esta propuesta de incorporación del espectador, devenido en agonista, trasciende la ruptura de la cuarta pared para abrir la llamada “quinta dimensión”, en la que toda persona presente constituye y es funcional al espacio escénico a partir del vínculo establecido.

En “Mujer Universo Mujer” el público ignora que forma parte de la obra desde el instante que ingresó a la sala, el tiempo de espera se utiliza para dar inicio al clima e introducir de lleno al público hacia el interior del espacio ficcional; allí los personajes interactúan y convidan a los asistentes con canapés que completarán su sentido habiendo avanzado el discurrir escénico. El saboreo inicial de una empanada de carne, con cierta inocencia, disparará luego nuevas interpretaciones.

El lineamiento general del espectáculo fue pensado desde una economía de de recursos tendiente hacia una mirada minimalista.

En relación con el texto se debieron tomar varias decisiones a la hora de escenificar la obra. Se respetó la premisa de llevar a escena las diversidad de violencias que vive el género femenino y también el marco de abulia social ante el flagelo. Para diseñar las escenas el eje fue este triángulo entre víctimas, victimarios y sociedad que se menciona antes.

Se sostuvo, al igual que en el texto, la construcción orgánica de los personajes, los rasgos de sus personalidades y sus perfiles ideológicos; se adapta uno de ellos, Beba, que a diferencia con el libro es una mujer transgénero, una persona biológicamente de sexo masculino pero que configura su identidad desde el género femenino.

Se enfatiza la ausencia del hombre femicida, tal como sugiere el autor, y se da peso a este planteo escénico. A contracara de esto se hizo visible y tangible el tejido social inerte en la responsabilidad, de la mano de un dispositivo escénico conectado a cada una de las sillas del círculo que delimita el escenario. La  “picadora de carne” se completa con efecto sonoros y movimientos de los personajes. Este planteo propiciaría la sensación de ser parte de la maquinaria y nos insta a cuestionar la responsabilidad colectiva más allá del culpable individual de los crímenes y maltratos. Aquí se completa el instante inicial en el que los asistentes son convidados a un banquete, producido por la picadora de carne, la inocencia inicial se transforma en perversión, la idea de un sistema que se come a sus víctimas se hace cuerpo.

Respecto del vestuario, los personajes tienen un color y un estilo común; hay una primer instancia con atuendo de color negro, que representa la muerte, y una segunda en color blanco, que simboliza la transición y sanación a través de la toma de conciencia de la tragedia. Los dos atuendos responden a los rasgos constitutivos de cada personaje y a las particularidades y formas de morir de cada una, esconden sus heridas. El maquillaje retoma la idea de las marcas físicas de la violencia a la par que intensifica visualmente los rasgos de la personalidad de cada una de ellas.

La iluminación acompaña el paso entre las tres zonas. Al inicio durante el plano costumbrista se simboliza lo antiguo, lo que ya pasó, y se usa la luz de coloración blanca y de direccionamiento cenital y en el centro una zona roja con base sepia. Luego en la zona poética se usan colores cálidos que generan tensión y unifican visualmente a los personajes. Y finalmente, durante la zona del absurdo, se observa más fuertemente los victimarios y su crueldad, por ello la iluminación es de coloración fría.

La música es original, hace una secuencia que va desde la quietud, pasa por la estridencia y retorna a la quietud; con esto se retoma la idea que el principio es el fin, fin es el principio.

A lo largo de toda la representación escénica el piso tiene un colchón de hojas secas. Este recurso genera un impacto sensorial, las hojas secas tienen un olor característico, y vuelan o se esparcen, generando una textura visual; con esto se significa el cementerio, el lugar donde no hay vida y todo es desmemoria, los personajes se “enmilanesan”, se revuelcan en el olvido.

La escenografía fue pensada, siguiendo el criterio general de la austeridad en elementos escénicos. A diferencia del texto, en el que la historia transcurre en la rotisería, las escenas se desarrollan en el cementerio. Los personajes se sientan sobre tres elementos que simbolizan las lápidas. Hacia el centro del círculo, en el que está dispuesto el público, se eleva el dispositivo llamado “la picadora de carne”, con el que los personajes permanentemente interactúan; se alejan y caen al centro, generan constante tensión, se enfatiza el relato dando movimiento giratorios que representan el avance en el tiempo.

 

Historia del Proyecto
Este un proyecto de investigación teatral que lleva más dos años y medio de trabajo. El inicio del trabajo fue allá por enero del 2013. En sus comienzo la idea era construir un proyecto multidisciplinario, propuesta que se desarrolló durante el primer año de trabajos. Luego el proceso fue desembocando en la idea final como es hoy, un elenco más reducido de tres integrantes. El espectáculo aborda varias problemáticas de la mujer en especial la violencia de género, que nos afecta a todas y todos.

Del Grupo
Actores Agrupados viene desarrollando, desde hace más de quince años en Santa Rosa, una canal de investigación sobre la quinta dimensión que es el cambio de paradigma de rol entre el espectador y una nueva faseta de agonista (que elige, participa, se mueve, opina y modifica la parte y el todo de la propuesta).

Historia del elenco
La actividad de “Actrices y actores agrupados” comenzó el año dos mil en la ciudad de Santa Rosa provincia de La Pampa como un espacio de experimentación y formación teatral coordinado por Fernando Baretto. Hasta el momento se han desarrollado once obras que abarcan temáticas trascendentales como el amor, la muerte, la identidad, la angustia, la política, entre otros y los títulos son: “Martha Sthutz”, “Monologamia”, “Sibilo”, “Lazos familiares”, “La Abuela”, “Amigas”, “Nueve Rosas”, “Despedida de…”, “Mi último nuevo amor”, “Mujer Universo Mujer” y actualmente nos encontramos en los ensayos del próximo estreno llamado “Sin Selene”. Con algunas de estas producciones se han obtenido premios y reconocimientos en la fiesta provincial de Teatro de La Pampa y en el marco de este festival se participó en el ámbito nacional, presentando algunas de estas obras en otras provincias. “Mujer Universo Mujer” fue estrenada el día 2 de mayo de 2015 y hasta el momento ha desarrollado más de veinte funciones en las localidades de Santa Rosa, General Pico, Catriló, Eduardo Castex, Guatraché, Villa Gesell y Bruselas, y cuenta con el reconocimiento de Interés Público por parte del Honorable Concejo Deliberante de la Municipalidad de Santa Rosa según resolución 22/2015 Expediente N°118-1/2015. Las puestas en escena se construyen en una actitud de investigación de la relación entre el espectador y el actor.

 

El escenario organizado en una disposición espacial circular propicia un vínculo íntimo entre quienes actúan y quienes observan. Este cambio de paradigma, presenta una dinámica y cambio constante de la obra que será singular en cada función. Quienes actúan se ponen a disposición de las cuestiones que puedan emerger espontáneamente en las diversas instancias de participación del público. “Actrices y Actores Agrupados – Un espacio de experimentación y formación teatral”

Cada presentación es una situación única e irrepetible de encuentro que genera un sinnúmero de emociones y sensaciones. Al cierre se propone un espacio de diálogo entre el público e integrantes de la obra. “Actrices y Actores Agrupados – Un espacio de experimentación y formación teatral”

 

Agradecimientos a integrantes que pasaron por MUM:
Daniela Massolo, Carina Lobos, Silvia Zabzuk, Emilia Sapegno, Juliana Gonzalez Carreño, Cecilia Flores, Laura Quintero, Laura Hache, María Gambuli, Jimena Cabello, Rosario Torres, Gabriela Bonavitta, Alejandra (bichi) Saez, Ornella Piasso, Vanesa Orfila, Marcia Negrín, Romina Colado, Carolina Festa, Mariela Enriquez, Joana Dalmás, Silvina Datri, Leandro Orfila.

Agradecimientos por el espacio para los ensayos.
Movimiento de Derechos Humano y el Sindicato de Prensa.

Agradecimiento Especiales
A todas nuestras familias.

elenco

Protagonistas y su personaje:

MAGALI GIGENA como Mimi

JOSE PUGNALONI como Beba

Staff Técnico:

MONICA ARRIBILLAGA – Realización Escenografica

GUILLERMINA FASANO – Vestuario

JIMENA CABELLO – Efectos Plasticos del Vestuario

JOSE PUGNALONI – Asistencia de Dirección

MARIO DOMINICCI – Asistencia de Producción

DANIELA MASSOLO – Asistencia Técnica

 

FERNANDO BARETTO – Autoría, Dirección, Diseño Gráfico, Edición Audio, Diseño Luces, Operación de Luces y Sonido.